POBREZA, FAMILIA Y LA AGENDA DE LAS NACIONES UNIDAS

“Un sistema que no considera el bien común y mira exclusivamente al aumento de ganancias corre el riesgo de crear pobreza.” - Stephan Kampowski



"Qué nadie se quede atrás"

El desarrollo social en las Naciones Unidas


El tema del desarrollo social no es nuevo en la agenda global de la ONU, en especial después de la Cumbre de Copenhague en 1995 con la cuál se la dado mayor fuerza a la protección social como un derecho humano y a una plataforma de “políticas y programas diseñada para reducir y prevenir la pobreza y la vulnerabilidad a través del ciclo de vida de las personas”.


Cada año sesiona la Comisión de Desarrollo Social donde se discuten, evalúan y proponen criterios para fortalecer, mejorar y potenciar la política global en esta materia. Dentro de esa labor y con base en los documentos emitidos por la Comisión y la Asamblea General de las Naciones Unidas, rescato dos criterios: la atención a grupos en situación de vulnerabilidad y el apoyo subsidiario.


El primero criterio es constante en la agenda de desarrollo social, considerando que con base en la experiencia, existen ciertos sectores de la sociedad que por diversas razones son las que se encuentran en mayor estado de vulnerabilidad de forma constante en las diferentes regiones del mundo, como lo son adultos mayores, personas con discapacidad y minorías étnicas y migrantes. Con base en ese enfoque pero sin caer en la tentación de la generalización, habrá que comprender cual es la situación particular de cada sector para poder actuar de forma más eficaz.


Además, es para resaltar el énfasis que se pone también en el segundo criterio que menciona que además de los apoyos (transferencias directas), es importante al desarrollo de habilidades y conocimientos a través de la educación para que las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad logren valerse por si mismas en el tiempo a través de su trabajo. Este enfoque puede ser muy edificante porque no convierte a las personas en dependientes de apoyos de corto plazo, siendo la educación y el trabajo motores importantes del desarrollo social.


Este primer marco nos permite comprender los objetivos principales de la agenda global del desarrollo social y como se menciona en distintos documentos, con la misión de “que nadie se quede atrás”, un principio básico del bien común.


"Una de las más crudas expresiones de la pobreza"

La falta de vivienda como tema de la Comisión de Desarrollo Social en 2020


Este año, la falta de vivienda fue el tema principal de la Comisión de Desarrollo Social de las Naciones Unidas debido a que esta “es una de las más crudas expresiones de la pobreza que afecta los derechos, la salud, la seguridad y protección de las personas” de acuerdo a uno de los documentos preparatorios de la sesión. Además, considerando la emergencia del tema ya que de acuerdo a ONU HABITAT, globalmente hay 1.6 billones de personas que tienen condiciones inadecuadas de vivienda.


Uno de los grandes retos de este problema es que es heterogéneo, multi-causal y se encuentra presente en todas las regiones del mundo, situación que hace compleja su comprensión y atención.


En zonas urbanas el problema se encrudece en los espacios marginales (círculos de pobreza) y se revela con mayor claridad con los asentamientos informales; en países desarrollados se reporta que quienes más padecen de esta situación son los grupos migrantes y los adultos mayores; y en general, se observa que de los más afectados por este problema son las familias de madres solteras y los niños en situación de calle.


De acuerdo al informe de las Naciones Unidas respecto al tema, se han encontrado ciertos conductores que provocan la falta de vivienda, entre ellos se encuentran el tema económico y el tema familiar.


Respecto al aspecto económico se puede ver que la falta de empleo, protección social y oportunidades son causales de la migración forzada en zonas rurales o el aumento de población en espacios marginales en zonas urbanas (1 de cada 5 personas que viven en zonas urbanas, lo hacen en espacios marginales).


Por otro lado, ciertas condiciones familiares también son causales de la falta de vivienda como lo es la violencia doméstica, el abuso infantil, la separación, el divorcio y el abandono. Situaciones que de acuerdo a la estadística, afectan más a las mujeres y a los niños.


Es por eso que es fundamental conocer las múltiples causas y condiciones que provocan la falta de vivienda para así promover políticas interinstitucionales en materia fiscal, económica, laboral, sanitaria, de protección social y desarrollo rural y urbano, que con un enfoque de gobernanza integre a los distintos actores públicos y privados de las comunidades.


"El capital familiar es el combustible que impulsa el desarrollo"

El énfasis de la ONU en la familia


En el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas se han realizado diversos estudios y acciones entorno a la familia, la cuál en términos de desarrollo y protección social menciona que “la inversión de capital para la protección social es más efectiva cuando se invierte en las familias, en especial cuando tienen hijos pequeños”.


Para lograr un mayor alcance e inclusión de las personas en situación de vulnerabilidad es muy importante invertir en la familia, más que en políticas individualizadas. Es por eso que se exhorta a los gobiernos nacionales a contar con políticas orientadas a la familia en materia de salud, alimentación, protección social y educación.


Hoy, la deuda social que existe y la omisión del papel de la familia ha llevado a formar un círculo vicioso en términos de vulnerabilidad: pobreza, ausencia de padre y/o madre, falta de educación, carencia en habilidades parentales, desintegración familiar, entre muchas más, que llevan a las familias a un espiral negativo que mientras más avanza es más difícil de resolver.


Por el contrario, un enfoque de desarrollo social centrado en la familia puede llevar a un círculo virtuoso: apoyo económico subsidiario a la familia, incentivos para la educación, formación parental, integración familiar, entre muchas más, pueden llevar a las familias a una dinámica de desarrollo y sostenibilidad que es buena para sus miembros y buena para la sociedad.


Además del papel de la familia en la agenda desarrollo social, en las Naciones Unidas también se está impulsado el balance trabajo-familia como una condición necesaria para el cuidado de la niñez y el impulso de la mujer en el ámbito laborar; y la solidaridad intergeneracional que resalte la importancia de la formación parental, la crianza positiva de la niñez y el aporte y responsabilidad que se tiene con los adultos mayores.


Después de participar en la Comisión de Desarrollo Social concluyo poniendo sobre la mesa que existe la oportunidad de aportar y tomar elementos de valor de organismos como las Naciones Unidas. En esta sociedad posmoderna se requieren principios sólidos que nos protejan de cualquier intento de imposición política y/o ideológica, pero que también nos permita encontrar los elementos de valor y esas semillas de verdad que se encuentran en las agendas e intenciones de las personas que buscan construir el bien común.


“Empoderar a la familia y mejorar la estabilidad familiar son inputs cruciales en el proceso de desarrollo sostenible.” -Comisión de Desarrollo Social de las Naciones Unidas


Juan Antonio López Baljarg

Director general del Instituto de Análisis de Política Familiar

@Juanlbaljarg

64 views0 comments